CURSO: Administración del presupuesto familiar.

Fundamentación Técnica 

La planificación del presupuesto familiar es de gran importancia para salir a flote con la crisis a que nos vemos enfrentada/os en estos tiempos.

Un presupuesto es un plan, una herramienta que te ayuda a tomar decisiones.  Vivir con un presupuesto significa optar por vigilar conscientemente tus ingresos, gastos y asegurarte de no gastar más en los segundos que en los primeros.  Se trata de administrar tu dinero y aprovechar al máximo cada moneda que se tiene.

En lo personal, debes adquirir las siguientes posturas: prudencia, para tomar las mejores decisiones; disciplina, para apegarse al presupuesto y a las decisiones tomadas; y honestidad, para no hacer trampas.

Para empezar a vivir con un presupuesto, lo primero que debes hacer es crear conciencia, no sólo de la situación financiera actual, tus ingresos, egresos y hábitos, sino también de lo que sucede a tu alrededor.  Los gastos impulsivos afectan tu presupuesto en gran medida. 

Las estrategias que te sugerimos ayudarán a evitar los gastos impulsivos.  Se trata sólo de retrasar tus compras el tiempo necesario para determinar si necesita o no el producto que desea adquirir.

Como toda la familia se beneficiará con el presupuesto, todos y cada uno de los integrantes debe estar de acuerdo con él y todos deben participar en su elaboración.  Será un excelente ejercicio para el matrimonio y los hijos, ya que todos verán reflejados sus objetivos en él.

Piense en éste programa como un “plan de gastos”, porque en realidad es una forma de gastar con inteligencia.

Para crear un presupuesto efectivo, debes tomar conciencia de cómo y cuándo gastar el dinero.  Es importante identificar en qué categorías estarán impulsados a gastar más de lo que debes.

Sin embargo, bien sabemos que el mundo ideal no existe, que hay instituciones y organizaciones donde al ser un grupo formado por individuos diferentes, las dificultades que se pueden encontrar, pueden ser técnicas, económicas, estrés, diferencias culturales, educativas, de intereses o de formas de trabajo, etc. ¿Cómo lograr crear un ambiente donde todo/as sean escuchados y respetados? ¿Cómo lograr que las diferencias de opinión sean saludables y puedan llevar a una mayor creatividad? ¿Cómo entender que pasamos más tiempo con nuestros compañero/as de trabajo que con nuestros propios familiares?

En este curso, en modalidad taller, pretendemos fomentar un clima laboral envidiable, apropiándonos de técnicas y herramientas en las que todo/as los participantes sean responsables de las metas, en las que todo/as se sientan parte del proceso que los lleve hacia una misma dirección: el bienestar humano.

Objetivo General

Clarificar conceptos relacionados con el presupuesto familiar, entregando a los participantes las herramientas necesarias para lograr un manejo efectivo de su plan de ingresos y gastos, que puedan ser aplicadas a su vida cotidiana y a la realidad particular de cada trabajador.

Metodología

La capacitación de carácter presencial, se realizará mediante metodologías participativas y vivenciales, lo que implica valorar los conocimientos y experiencias de las participantes construyendo individual y colectivamente el aprendizaje.

La metodología utilizada es aquella centrada en el participante del curso (“Student-centered approach”). La figura de profesor y/o relator asume un rol de facilitador enfocándose en transmitir algunos conceptos centrales, pero rescatando dichos contenidos de las experiencias previas de los participantes.  Para aquello en cada módulo se desarrollan actividades prácticas que permiten que el participante experimente por sí mismo las distintas temáticas tratadas, y que pueda aportar con sus propias sensaciones, recuerdos y experiencias, haciendo cada temática significativa desde su propia narrativa y convirtiéndose en un agente activo de su propio aprendizaje.  Cada actividad propuesta se caracteriza por estar dentro de dos categorías “Aprendizaje centrado en la Indagación”, o “Aprendizaje colaborativo”. El primer tipo de aprendizaje se caracteriza por contener actividades grupales pero enfocadas en el aprendizaje y reflexión individual de cada participante, mientras que el segundo estilo de actividades es totalmente colaborativo y requiere de la participación grupal y las reflexiones conjuntas para su realización.

Se contempla la realización del curso a través de talleres, donde se potenciarán las actividades didácticas, tales como:

  • Sesiones de reflexión y debate, acerca de los comportamientos humanos y el uso compulsivo y/o racional del
  • Talleres Vivenciales Reflexivos: A través de los talleres vivenciales con enfoque humanista, se fomentan las relaciones interpersonales que promueven el desarrollo personal y la reflexión sobre el autoconcepto, dos elementos claves para lograr la competencia social y para propiciar una adecuada convivencia con los demás». (Gómez del Campo del Paso y otros, 2014) Promueve un aprendizaje más integral en los participantes, enfatizando aquellas habilidades que se tienen menos contempladas en la educación formal. Una de ellas es lo que Delors (1997) denomina aprender a convivir, que implica aprender a vivir juntos, desarrollando la comprensión del otro, respetando los valores del pluralismo y la paz. Esta habilidad ha sido denominada también “competencia social».

Dinámicas: Estrategias que permiten vivenciar a las participantes un rol activo en el proceso de capacitación, utilizando estrategias como: rol playing, yoga de la risa, aprendizaje entre pares.  Constituyen además un espacio de proyección y encuentro entre pares, de socialización con base en el aprendizaje, para favorecer un clima idóneo y óptimo en el contexto laboral. 

Material a entregar 

Certificación de participación

Cantidad de horas

8 horas cronológicas 

Abrir chat